El planteamiento de Tuchel y el rol de Durm

El planteamiento de Tuchel

El escenario era inmejorable. Los dos colosos del fútbol alemán frente a frente y en plena lucha por la Bundesliga. Con el Borussia Dortmund gastando una de sus últimas balas para poder entrar definitivamente en la pelea por el título, y con Thomas Tuchel y Pep Guardiola —dos auténticos estrategas— guiando a los suyos desde sus respectivos banquillos. Poco más se podía pedir.

El plan de Thomas Tuchel para Der Klasikker fue diferente al de partidos anteriores, y el planteamiento que el técnico alemán intentó plasmar en el verde del Signal Iduna Park se basó en priorizar el contraataque y las transiciones ofensivas, renunciando así al habitual juego de posición del conjunto aurinegro, y encontró en la figura de Erik Durm su apuesta personal de la tarde.

El Borussia Dortmund no salió con el dibujo táctico habitual, y del 1-4-1-4-1 ó 1-4-2-3-1 pasaron al 1-3-4-3. Con Roman Bürki en la portería; Piszczek, Bender y Hummels fueron los tres centrales; con Erik Durm y Schmelzer haciendo labores de carrileros, para juntar por dentro a la pareja Weigl – Gündogan, y dejando arriba a Mkhitaryan, Marco Reus y Aubameyang.

El rol de Erik Durm tuvo mucho sentido y cumplió con una doble función

Contener bien al Bayern Múnich para poder atacar mejor y tener posibilidades reales de ganar, esa era la idea inicial de Tuchel, su hoja de ruta para vencer en el plano estratégico a Pep. Y para intentar conseguir su propósito, el Borussia Dortmund salió con un 1-3-4-3, que en fase defensiva se convertía más en un 1-5-4-1.

El Planteamiento de Tuchel, disposición táctica defensiva
La disposición táctica del Borussia Dortmund cuando no tenía el balón.

La participación de Erik Durm como carrilero derecho le dio muchas posibilidades al cuadro local. Ofensivamente y defensivamente, el joven lateral alemán trabajó mucho por su costado, el derecho, con la firme intención de proyectarse en ataque cuando el Dortmund tenía el balón, pero teniendo también influencia e importancia como mediada “Anti-Douglas Costa” para frenar y anular el perfil izquierdo del caudal ofensivo del Bayern. Y de esta forma, el BVB era capaz de generar superioridades en esa banda, convirtiéndose en una nueva variante que tuvo un resultado bastante positivo para los de Thomas Tuchel.

El Planteamiento de Tuchel, rol Durm
Erik Durm ocupó el carril derecho cumpliendo con una doble función.

La referencia de los locales en ataque fue el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang, que por su velocidad y aceleración era capaz de explotar los espacios con los que el Borussia Dortmund se encontraba cuando robaba e intentaba llegar lo más rápido posible a la portería de Manuel Neuer, aprovechando los contragolpes lanzados por Ilkay Gündogan.

Al descanso, el Bayern registró el porcentaje de posesión más bajo en toda la era Guardiola

Si bien es cierto que el planteamiento de Thomas Tuchel no le sirvió a su equipo para ganar el partido y los tres puntos, el entrenador alemán, con su idea inicial, consiguió contrarrestar en tramos largos de encuentro todo el poder ofensivo que tiene el Bayern. Y el resultado de todo esto derivó en un dato que seguramente no le gustará saber al propio Guardiola. El Borussia Dortmund, sin arriesgarse del todo en la última media hora, dificultó mucho al Bayern.

Roque Arambarri

Nacido en Donostia-San Sebastián hace 19 años, mi pasión es el fútbol. Habituado a ver fútbol nacional e internacional, en este blog trato de analizar el fútbol desde un punto de vista diferente. Creador de El Área Técnica, redactor de Gipuzkoa Sport y colaborador en Radio MARCA Donostia.

No comments yet.

Leave a comment